Comisiones Obreras del País Valenciano | 18 abril 2024.

Iniciada la negociación del convenio del metal de Valencia tras firmar las tablas salariales de 2022

    En la primera reunión se ha constatado la gran distancia que existe entre la pretensión de CCOO de no perder poder adquisitivo y las de una patronal que plantea la congelación salarial. CCOO no puede asumir que la clase trabajadora vea recortadas sus condiciones de trabajo, y menos ante una situación objetiva de mejora económica en el sector. 

    17/02/2023.
    Miembros de la mesa negociadora.

    Miembros de la mesa negociadora.

    Tal y como lo manifestaba CCOO en las asambleas de sector, el sindicato no iba a iniciar la negociación del convenio colectivo sin antes actualizar los salarios en los términos que estaban comprometidos en el Convenio 2020-2022.

    No sin dificultades, en la asamblea de hoy, CCOO ha conseguido dar cumplimiento a lo acordado en el convenio y firmar las tablas salariales definitivas para 2022, con la actualización del 3,7% que correspondía.

    Finalizada la reunión de la Comisión Paritaria, se ha dado inicio a la negociación del convenio. Por parte de CCOO, se ha dejado constancia de la obligación de mantener el poder adquisitivo de la clase trabajadora en el sector. Los datos de empleo y las perspectivas económicas son lo suficientemente positivas para afrontar esta pretensión.

    Desde la patronal FEMEVAL han constatado que ha abonado los incrementos pactados porque existía la obligación en el convenio y era consciente de que no hacerlo hubiera desembocado en una judicialización del conflicto.

    Dicho esto, inmediatamente han planteado su intención de congelar los salarios en 2023, modificar el mecanismo de absorción y compensación por otro más favorable a las empresas y modificar la actual cláusula de revisión por otra que fuese de aplicación a la finalización de la vigencia del convenio, que estiman para 2026. Es decir, que no hubiese revisión salarial en los próximos 4 años.

    Las posiciones están muy enfrentadas y distantes, la negociación se prevé dura y necesitamos que todas las personas que trabajan en el sector sean conocedoras de estos extremos. No podemos asumir en ningún caso que sea la clase trabajadora quienes vean recortadas sus condiciones de trabajo, y menos ahora que es objetiva la mejora de la situación económica.

    Nos hemos emplazado para el próximo 1 marzo para avanzar en la negociación.

    Para acceder al acta firmada, clic en este enlace.