Comisiones Obreras del País Valenciano | 5 de abril de 2020

CCOO alerta del impacto de la crisis del COVID-19 en el empleo de las mujeres

    La falta de servicios y medidas de conciliación y el déficit en corresponsabilidad son barreras que vemos agigantarse con esta crisis. De nuevo recaen en las espaldas de las mujeres las obligaciones de cuidado. CCOO manifiesta su preocupación porque no se han previsto prestaciones compensatorias para las personas que reduzcan su jornada, lo que perjudica en especial a las familias monomarentales, trabajadoras del hogar o mujeres desempleadas. 

    24/03/2020.
    Tiempos para la conciliación corresponsable.

    Tiempos para la conciliación corresponsable.

    Con motivo del Día Nacional de la Conciliación de la vida personal, familiar y laboral y de la corresponsabilidad en la asunción de responsabilidades familiares, que se celebró ayer 23 de Marzo, y en seguimiento del impacto de género de la crisis del COVID-19, CCOO teme el impacto en el empleo de las mujeres "ante la falta de servicios y medidas de conciliación y del agravado déficit en corresponsabilidad", tal y como señala la secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco

    EL GOBIERNO aprobó en 2018, en Consejo de Ministros, establecer el 23 de Marzo como Día Nacional de la Conciliación de la vida personal, familiar y laboral y de la corresponsabilidad en la asunción de responsabilidades familiares, con la finalidad de concienciar al conjunto de la sociedad de la importancia que tiene la conciliación y la corresponsabilidad para la calidad de vida de todas las personas, e implicar a familias, personas trabajadoras, Administraciones Públicas, empresas y agentes sociales en la adopción de medidas que permitan avanzar para cumplir este objetivo.

    El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 dedica su artículo 6 a los derechos de adaptación del horario y reducción de jornada que acrediten deberes de cuidado de familiares, consecuencia de la afectación por coronavirus o del cierre de centros educativos o de otra naturaleza, como medida derivada de la crisis sanitaria: “El derecho previsto en este artículo es un derecho individual de cada uno de los progenitores o cuidadores, que debe tener como presupuesto el reparto corresponsable de las obligaciones de cuidado y la evitación de la perpetuación de roles, debiendo ser justificado, razonable y proporcionado en relación con la situación de la empresa…”.

    Este objetivo de reparto corresponsable de las obligaciones de cuidado a que hace referencia del RD de 17 de marzo se ve comprometido, en su efectividad. Como señala Elena Blasco: “Resulta claramente insuficiente una medida que establece la posibilidad de una reducción de jornada de hasta el 100%, lo que conlleva una reducción salarial también del 100%, sin prever ninguna prestación económica compensatoria. ¿Cómo podrían adscribirse a esta medida las familias monoparentales, en su mayoría monomarentales, por ejemplo? Estamos hablando de 1,5 millones de hogares encabezados por una madre, de los que 1 de cada 2 están en riesgo de pobreza. ¿O las trabajadoras del hogar? ¿O las desempleadas sin prestación? Tratemos de no dejar a nadie atrás. Tampoco se observa ninguna medida que avance en la corresponsabilidad de las Administraciones Públicas, las empresas o los hombres”.

    A este respecto, cabe recordar que según datos del INE (Encuesta Continua de Hogares. Año 2018, últimos datos publicados), los hogares monoparentales (formados por uno solo de los progenitores con hijos/hijas), estaban mayoritariamente integrados en 2018 por madre con hijos e hijas. En concreto había 1.538.200 (el 82% del total), frente a 340.300 de padre con hijos e hijas.

    Como sabemos, el desigual uso y gestión del tiempo entre mujeres y hombres expresa los roles asignados desde una cultura patriarcal y tiene un impacto perjudicial sobre el empleo y condiciones de trabajo de las mujeres, una penalización laboral que se concreta en menores posibilidades de promoción y ascenso profesional. Porque partimos de una realidad muy desfavorable para las mujeres. Esta obligación de cuidados y su interferencia en el mundo laboral es una barrera derivada de la división sexual del trabajo que se manifiesta de manera principal en las mujeres inactivas. Según la EPA 4ºT 2019: hay 2,6 millones de mujeres inactivas más que hombres. Como clase de inactividad, 1 de cada 3 mujeres señala “labores del hogar” (3.213,4 mil, el 37%) en una proporción que multiplica por 10 a los hombres. Aducen “cuidados (menores, personas enfermas…)” en una proporción 20 veces mayor que los hombres. Y por “Otras obligaciones familiares”, en una proporción 14 veces mayor que los hombres.

    Desde CCOO se demanda que la crisis del COVID-19 no agrave la carga de cuidados de las mujeres ni dilate los compromisos del Pacto de Gobierno en materia de conciliación y corresponsabilidad, que recordamos: plena equiparación de permisos iguales, intransferibles y remunerados en paternidad/maternidad; fomento de la paternidad corresponsable; pacto social y político por la racionalización de los horarios; ley de usos del tiempo y racionalización de los horarios; universalización del acceso a la Educación Infantil 0-3 años a través de la red pública en condiciones de equidad.

    Durante este período de excepcionalidad, el Estado debe asumir su papel en la corresponsabilidad, atendiendo a las necesidades de los sectores más desfavorecidos, para no dejar a nadie atrás ni agrandar las desigualdades sociales y de género, sino, al contrario, tratar de reducirlas. Por eso, la Secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, demanda: “Es un período de excepcionalidad que requiere medidas excepcionales también en materia de corresponsabilidad y conciliación, y la prestación económica compensatoria por motivos de cuidado corresponsable, es una necesidad social que debe contemplarse, a la vez que el enfoque debe ser desde la conciliación corresponsable de todos y todas. Que no recaiga solo en las mujeres”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.