Comisiones Obreras del País Valenciano | 19 de febrero de 2020

8M 2020

CCOO propone una profunda reforma tributaria: “Necesitamos una estructura fiscal sana y eficiente”

    CCOO ha demandado este miércoles “valentía fiscal” al Gobierno para cerrar el enorme diferencial de recaudación con Europa, de más de 75.000 millones de euros al año, y así, en palabras de Unai Sordo, poder “encajar las exigencias macroeconómicas de Europa con las exigencias sociales de la ciudadanía española”. Lo ha dicho en la rueda de prensa en la que ha defendido la necesidad de acometer en una “profunda reforma tributaria” para reforzar el estado de bienestar.

    05/02/2020.
    Fernando Puig-Samper, Unai Sordo, Carlos Bravo y Carlos Martín

    Fernando Puig-Samper, Unai Sordo, Carlos Bravo y Carlos Martín

    Deterioro de los servicios públicos o reforma fiscal, ha venido a plantear el secretario general de CCOO, en la rueda de prensa en la que ha presentado la “Propuesta para una reforma tributaria”, junto con Carlos Bravo, secretario de Políticas públicas y Protección social; Fernando Puig-Samper, técnico de la Secretaría, y Carlos Martín, coordinador del Gabinete Económico confederal.

    "Esta legislatura va a tener dos termómetros claros para medir lo progresista de la acción de Gobierno", por un lado la reforma laboral o la de las pensiones, y de otra, la reforma tributaria”, explicó Unai Sordo, que consideró el acuerdo de PSOE y Podemos de "claramente insuficiente", aunque camine en la dirección correcta. Los ingresos extra que contempla la reforma fiscal del Gobierno de 2.791 millones los ingresos son netamente insuficientes, por lo que pidió a este “valentía fiscal” para cumplir con los objetivos de estabilidad sin que se registren recortes.

    Los ingresos tributarios de España se sitúan en el 35,2% del PIB, 6,3 puntos por debajo de la media de la UE, es decir, un diferencial de 75.400 millones al año, lo que supone un déficit anual de 30.500 millones. En este sentido, Carlos Bravo, secretario de Políticas públicas, señaló que nuestro país tiene una estructura fiscal comparable con la europea, pero con niveles de recaudación muy inferiores por el fraude, la elusión fiscal y el incremento de los impuestos indirectos en perjuicio de los directos. “Necesitamos una estructura fiscal sana y eficiente”, enfatizó, porque, como también incidió Fernando Puig-Samper, no hay estado de bienestar con bases fiscales débiles: “A mayor contribución fiscal más capacidad de gasto social”.

    La propuesta de reforma contributiva de CCOO propone medidas para combatir el fraude fiscal y la economía sumergida, la armonización fiscal de las distintas comunidades autónomas y, según explicó el coordinador del gabinete económico de CCOO, Carlos Martín, cambios en el IRPF - aumentar dos puntos los tipos aplicados a rentas superiores a los 60.000 euros, tanto en base general como en la del ahorro, aplicar los tipos de la base general a la del ahorro e integrar todas las rentas en una sola base – el Impuesto de Sociedades – “recauda poco y de forma muy regresiva", dado que "pagan más porcentaje de sus beneficios las pequeñas empresas que las grandes", dijo Unai Sordo – y el IVA - gravar todos los alimentos y bebidas no alcohólicas con el tipo superreducido del 4%, así como rebajar del 21% al 10% el IVA de electricidad, gas y calefacción -.

    Finalmente, tanto el secretario general de CCOO como el secretario de Políticas Públicas hicieron hincapié en la necesidad de poner en marcha campañas de información y sensibilización fiscal para mejorar la cultura fiscal y la lucha contra la elusión fiscal

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.