Indignante distribución del incremento del 0,25% de la masa salarial

    El Comité de Empresa de la fundación FISABIO, dependiente de la Conselleria de Sanidad, se ha concentrado frente al Palau de la Generalitat para denunciar la precariedad laboral de la plantilla

    08/04/2019.
    Protesta del personal investigador ante el Palau de la Generalitat.

    Protesta del personal investigador ante el Palau de la Generalitat.

    La plantilla de la Fundación para el fomento y la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO) mantiene las movilizaciones a las puertas del Palau de la Generalitat para reivindicar que esta institución juega un papel fundamental en el área de la investigación científico-técnica, sanitaria y biomédica, pero mantiene a más del 80% de su personal con contratos temporales.

    Según han recordado, “destacan contratos de obra y servicio que se prolongan durante más de 3 años y otro tipo de contratos en fraude de ley que dificultan enormemente la labor que se viene desarrollando en la fundación dentro del ámbito de la investigación”.

    Esta fundación, dependiente de la Generalitat Valenciana, lleva casi dos meses realizando movilizaciones cada jueves a las puertas de su sede principal en Valencia para reclamar soluciones justas a la precariedad laboral y exigir marcos normativos adecuados a su actividad investigadora y gestora, algo que han vuelto a hacer hoy.

    Ahora bien, pese a que “nuestras protestas y reclamaciones han llegado a oídos de diferentes autoridades autonómicas, parece que la estabilización del personal no es lo suficientemente importante”. En su opinión, “sólo hemos obtenido buenas palabras preelectorales y algunas medidas que no respetan los derechos adquiridos previamente y de forma legal por los trabajadores, ya que la solución propuesta para la estabilización de este personal es obligar a pasar por un proceso selectivo cuando los trabajadores ya lo pasaron en su día respetando los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad”.

    Una de las pruebas más importantes “de la poca importancia que se le da a la investigación biosanitaria que se viene desarrollando en nuestra fundación” es la “indignante distribución del incremento del 0,25% de la masa salarial aprobado el pasado mes de enero en el Decreto Ley 1/2019”.

    En este decreto se autoriza al Consell a que, mediante acuerdo, proceda a la distribución de este incremento que supone casi 13 millones de euros. Esta semana se ha aprobado la siguiente distribución, según ha dado a conocer el Comité de Empresa: 70% para la administración de la Generalitat Valenciana y 30% para el sector público instrumental, al que pertenece FISABIO. A las fundaciones de investigación sanitaria, de los algo más de 3 millones y medio de euros destinado al sector público instrumental, les es asignado un total de 700.000 euros aproximadamente.

    Pero el Consell considera que a FISABIO, que ejecuta el 45% del total de la investigación sanitaria y biomédica del sector público de la Generalitat, le corresponde tan solo un 10,54% de lo destinado a las fundaciones de Investigación, o un 2,05% de lo destinado al sector público instrumental, o un insignificante 0,58% del total disponible por la Generalitat. Por tanto, “tampoco en esta ocasión las autoridades han mostrado interés por mejorar la precariedad que se da en el personal de FISABIO, ni se le ha dado la importancia que merece”.

    Los representantes sindicales del personal avisan de que “si tenemos en cuenta que FISABIO cuenta con, al menos, 41 personas con contrato temporal, 12 con contratos de obra y servicio excedidos fuera de la RPT, y dado que la Generalitat se ha negado hasta la fecha a realizar ninguna estabilización de ninguna manera, y la única vía que nos ofrece es la utilización del citado incremento del 0,25%, con nuestro exiguo 2,05% tan sólo podríamos estabilizar como mucho a 2 personas de estas 63”.

    Esta situación ha sido calificada de “indigna”. La falta de soluciones no sólo afecta al personal “contratado de forma irregular” en FISABIO, “sino que afecta de manera indirecta a la población en general, ya que tanto muchos de los tratamientos que recibimos para tratar multitud de enfermedades como la prevención (por ejemplo en salud pública) son fruto de años de investigación”.

    Por todo ello, el Comité de Empresa ha aprovechado la concentración frente al Palau de la Generalitat para exigir “medidas legislativas que primen la investigación sanitaria como sector prioritario, medidas que sirvan para solucionar esta asignatura que ha quedado pendiente y que permita la regularización inmediata de los trabajadores en fraude de ley, una estabilización que no conllevaría coste adicional alguno ya que las plazas ya están presupuestadas y ocupadas”. Y por último, “y no por ello menos importante, se reconocería la dignidad de estas trabajadoras y trabajadores que accedieron a través de un proceso legal al igual que el resto de sus compañeras y compañeros indefinidos”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.