Comisiones Obreras del País Valenciano | 14 de octubre de 2019

7 octubre

Respuestas integradoras a desafíos de representatividad, transformación tecnológica y cambio climático

    Carlos Gutiérrez, responsable de Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO estatal, planteó en la segunda jornada de l'Escola d'Estiu 2019, los “desafíos del sindicalismo confederal y de clase, con vocación sociopolítica” ante los acuciantes procesos de transición ecológica, transformación tecnológica y ahondamiento de la precarización.

    23/09/2019.
    Ponencia de Carlos Gutiérrez

    Ponencia de Carlos Gutiérrez

    Si Comisiones Obreras aspira a seguir siendo un sujeto con capacidad de incidencia social "debemos afrontar la transformación de nuestra cultura organizativa, y ser capaces de inventar fórmulas generosas de representación para acoger las nuevas necesidades de personas trabajadoras, cada vez más indefensas y aisladas".

    Carlos Gutiérrez reclamó valentía para repensar el sindicato y enfrentar un desarrollo organizativo más actualizado, en permanente cuestionamiento. A aumentar la flexibilidad y la cooperación entre organizaciones sindicales (federaciones) para ser más eficaces en la atención y seguir siendo útiles.

    Relegitimación e integración de una clase trabajadora cada vez más fragmentada

    “No podemos ampararnos en lo que hicimos para legitimarnos hoy, nuestra capacidad de organizar a nuestra gente para mejorar condiciones de trabajo y de vida y aspirar a cambiar de base la sociedad, dependerá de lo que hagamos y como nos organicemos en el mundo actual” advirtió.

    “Está en juego si la expresión del conflicto capital - trabajo sigue articulándose en torno a organizaciones (como CCOO), que pretendemos construir una red de solidaridad general y apoyo mutuo entre los trabajadores, o a través de una articulación corporativa y balcanizada que resta capacidad de incidencia al conjunto de los trabajadores (protosindicalismo)”.

    El responsable de Juventud y Nuevas realidades del trabajo destacó que la lucha contra la precariedad laboral debe centrar los esfuerzos y recursos de la acción sindical inmediata, y ser capaz de combinar dos elementos imprescindibles. Tanto la acción clásica, mediante propuestas regulatorias que se materialicen en Convenios Colectivos y en un marco laboral general que mejore de las condiciones laborales y de vida. Como una acción que facilite canalizar las demandas y la autoorganización en CCOO de los colectivos más vulnerables y precarizados.

    Al respecto, recordó que “muchas de nuestras líneas de actuación ya pretenden situar a los más débiles en el centro: desde la reivindicación de los 14.000 euros de salario mínimo de convenio, la lucha por la aplicación del SMI, las propuestas contra la inestabilidad laboral, pasando por las actuaciones frente a los “falsos autónomos” o los “falsos becarios”, hasta las reivindicaciones sociopolíticas de reconstrucción del Estado del Bienestar, o una incipiente demanda de una política de vivienda pública que permita poder construir proyectos de vida sólidos”.

    El ponente animó a liderar las respuestas y decidir qué papel queremos desempeñar ante los impactos que ya están provocando la emergencia climática, el desafío demográfico y de transformación tecnológica en las formas de producir y en las relaciones laborales. “Frente a aquellos que nos quieren arrinconar, aspiran a que nuestra voz no se escuche y simplemente nos requieren para el limitado papel de forense, es decir, a gestionar los efectos de las medidas y políticas que se tomen. CCOO debe reivindicar su concurso en el gobierno de las transiciones para que sean social y laboralmente justas”.

    Cambiar para seguir siendo el reflejo de una clase obrera en transformación

    El sindicalismo no es ajeno al cambio generacional. “Un sindicato debe aspirar a parecerse a la población trabajadora realmente existente para tener los mejores resortes para organizar a nuestra clase y poder representar y canalizar sus anhelos e intereses. Hoy nuestra organización está sesgada hacia los colectivos de mayor edad, y posiblemente más protegidos, del mundo del trabajo” advirtió.

    En coherencia, Gutiérrez urgió a emprender “una renovación generacional planificada de todas nuestras estructuras, desde la base hasta los espacios de decisión estatales y regionales, así como a encarar la construcción de un espacio efectivo de autoorganización de la juventud en el sindicato”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.