Inasumible bloqueo patronal a los convenios de Hostelería de Valencia y Castellón

    Los Convenios de Hostelería de Castellón y Valencia están pendientes de renovación desde octubre de 2013 y enero de 2012 respectivamente, una desprotección que afecta en torno a 125.000 personas. El secretario de servicios de CCOO PV, José Miguel Mandigorra, denuncia el inmovilismo patronal "hasta ahora que estamos dando a conocer esta situación, que nos han emplazado a una reunión el 15 de septiembre, cuando ya haya finalizado el periodo estival". Si tras el encuentro no hay acuerdo, ambos sindicatos irán a la huelga en octubre o en Navidad.

     

    06/07/2018.
    Salvador J. Mejias, Jose Miguel Mandingorra, Gonzalo Aranda y Lola Navarro

    Salvador J. Mejias, Jose Miguel Mandingorra, Gonzalo Aranda y Lola Navarro

    José Miguel Mandingorra, secretario general de Serveis CCOO PV, Lola Navarro, secretaria general de FESMC UGT PV, Salvador J. Mejias, secretario de Acción Sindical de Serveis CCOO PV y Gonzalo Aranda, secretario sectorial de Hostelería y Turismo han denunciado en rueda de prensa “el bloqueo patronal que impide la renovación de los convenios en la hostelería de Castellón y Valencia” y han anunciado movilizaciones.

    En Castellón no existe negociación “por falta de voluntad de la patronal que se siente muy cómoda sin renovar el convenio y aplicando condiciones laborales y salariales a su libre albedrío”. Los trabajadores y trabajadoras afectados por esta situación en periodo estival pueden llegar a ser 25.000. El incremento de pernoctaciones en 2017 fue del 6,8% con respecto al 2016 y los salarios llevan prácticamente congelados desde el 2013.

    Tras la sentencia 22/12/14 y de casación 264/2014, el sector de hostelería de Castellón se vio obligado a mantener las condiciones del convenio ya vencido, pero con una matización, “sólo para el personal contratado anterior a la sentencia”. Al personal contratado a posteriori se les puede aplicar el ET, circunstancia que se está dando en múltiples empresas hosteleras.

    La representación sindical ha convocado numerosas movilizaciones para forzar el desbloqueo de la situación y arrancar avances en la negociación por parte de la patronal, que sigue enrocada.

    En Valencia el convenio que regula las condiciones laborales de más de 100.000 personas en temporada estival mantiene tablas salariales firmadas el año 2013. Desde 2014 sólo se han producido dos reuniones con la patronal en enero y febrero de 2018, marcadas por posturas diametralmente opuestas.

    Concreción de planteamientos sindicales frente a la plataforma empresarial

    Ambos sindicatos reclaman una cláusula de externalización donde se aplique el convenio; la propuesta patronal implica subcontratar con otras empresas servicios propios y reducir gastos a costa de empeorar las condiciones de las camareras de piso. Al respecto

    La patronal introdujo en su plataforma una nueva categoría “de inicio sin experiencia”, que a juicio de los sindicatos busca aplicar a las nuevas contrataciones el SMI. Es decir pagar 735€, cuando ahora mismo las patronales se han comprometido en el AENC a alcanzar en 3 años un salario mínimo de entrada de 1000€ x 14 pagas.

    Respecto a las bajas, la representación sindical plantea que se mantenga lo regulado en el Convenio actual; la propuesta patronal penaliza y no complementa las bajas, ni por enfermedad ni por accidente de trabajo.

    CCOOPV y UGT estarían dispuestos a prorratear la paga de marzo, que es la paga de beneficios; la propuesta patronal la elimina.

    Ambos sindicatos consideran “inasumible” el planteamiento empresarial de reducir días libres y no abonar los festivos que se trabajen, así como rebajar los tiempos de descanso y jornada.

    Respecto a vacaciones, los representantes sindicales afirman que “han de ser consensuadas y reguladas por convenio y no por decisión empresarial”.

    Respecto a la propuesta patronal de rebajar la manutención a cargo de las empresas, ambos sindicatos recuerdan que “este importe cotiza a la Seguridad Social” y la rebaja propuesta por las empresas sólo busca evitarse esa cotización.

    Finalmente, por lo que atañe a las nuevas tablas salariales, pendientes de renovar desde 2014 y en plena recuperación, la patronal propuso que se mantengan sin actualizar. Al respecto la exigencia sindical es que “no solo han de subir las tablas, por los beneficios obtenidos, sino como marca el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva situar el incremento salarial en torno al 2%”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.