CCOO exige al Gobierno una salida política que evite el cierre de Unipost

    El cierre amenaza con dejar sin sustento a casi 2.400 familias directas (casi 2.000 indirectas, de los que 140 corresponden a las provincias que hoy miércoles se han concentrado en Valencia), a 14 millones de ciudadanos sin servicio, además de atomizar y desregular el mercado laboral y el sector postal, con 320 empresas dependientes de la red de Unipost.

    08/11/2017.
    Concentración ante la Delegación del Gobierno en Valencia

    Concentración ante la Delegación del Gobierno en Valencia

    El sindicato reitera que la compra de Unipost por parte de otro operador es factible y ha apremia al Gobierno para que a través de Hacienda -principal acreedor del concurso de acreedores en el que se encuentra inmerso desde julio-, favorezca su adquisición, para evitar uno de los mayores EREs del país en los últimos años.

    Por todo ello, CCOO ha intensificado las movilizaciones iniciadas en octubre, y esta mañana ha realizado concentraciones simultáneas en las principales ciudades con centros de Unipost. En Valencia la protesta se ha realizado ante la Delegación del Gobierno y ha contado con la participación de personal de Unipost que ha acudido desde Alicante y Castellón.

    A punto del cierre del período de negociación del ERE y con una situación financiera cada vez más deteriorada provocada por la falta de responsabilidad y la nefasta gestión de Pablo Raventós, miembro de la familia propietaria de Codorníu, CCOO ha intensificado la movilización con las concentraciones realizadas el pasado 7 de noviembre en Madrid ante el Congreso y la de hoy miércoles 8 ante las Delegaciones y Subdelegación del Gobierno.

    Trabajadores y trabajadoras de las provincias colindantes y delegaciones de CCOO Sector Postal de Castellón, Alicante, se han desplazado a Valencia, para exigir la paralización inmediata del cierre de la empresa que sólo puede realizarse con la aparición de un comprador.

    Para CCOO, el diagnóstico de la Administración concursal sobre la situación empresarial y financiera de la empresa no ha hecho sino confirmar las advertencias lanzadas por el sindicato desde hace años acerca de la nefasta gestión del equipo directivo.

    La propia Administración concursal ha rechazado los planes de viabilidad presentados por la dirección y la salida, para el sindicato, ha de ser política. CCOO, ante la situación de gravedad y entendiendo que la empresa es viable, exige una intervención del Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, principal acreedor de Unipost por la deuda contraída con el primer operador postal privado.

    CCOO apela a la toma de iniciativas con carácter inmediato y no descarta potenciar las movilizaciones con una concentración de carácter estatal si el Gobierno no toma cartas en el asunto.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.