“La segregación ocupacional perpetúa interesadamente la discriminación laboral de las mujeres” A.Otaegui

    Cándida Barroso ha iniciado su intervención instando a las delegadas y delegados sindicales a reforzar las alianzas con el movimiento feminista y a secundar las convocatorias para protagonizar un 8 de Marzo “más reivindicativo que nunca”. Las denuncias recogidas en el informe ante la persistencia de la discriminación, las brechas y la escalada de asesinatos machistas, así como la necesidad de ocupar los espacios públicos, sólo resultan soportables con las propuestas de actuación sindical y la exhortación a seguir construyendo sindicato.

    08/03/2017.

    URL | Código para insertar

    Concentración Castellón

    Concentración Castellón

    Amaia Otaegui, destacada referente sindical destacada por su trabajo en la Fundación 1º de mayo ha centrado su intervención en identificar los mecanismos de perpetuación de una desigualdad que no se limita a la economía. “Los grandes padres explicaron el conflicto entre capital y trabajo, pero no abordaron las repercusiones de la división sexual del trabajo” ha afirmado.

    La persistencia de los estereotipos de género, pese a la transformación del mundo del trabajo, mantiene separados a hombres y mujeres en espacios paralelos, que asignan mejor remuneración y estatus en función de la pertenencia a los escalones más altos de la economía productiva y castigan a las responsabilizadas del ámbito doméstico. El mercado de trabajo como elemento emancipador sigue siendo un espacio mayoritariamente vedado a millones de mujeres activas del país, que siguen confinadas en sectores de menor cualificación, remuneración y escaso valor añadido.

    Otaegui ha desmenuzado los pormenores de la brecha salarial y ha atribuido a la segregación ocupacional un papel clave en la discriminación de las trabajadoras. “No es cierto que las mujeres no estuvieran en el mercado de trabajo, estaban, siguen, invisibilizadas e injustificadamente concentradas en sectores concretos”.

    Entre el suelo pegajoso y el techo de cristal ¿dónde trabajamos? servicios, administración pública local, educación, sanidad... ¿en qué condiciones? precariedad y una desbordada parcialidad forzosa, modalidad que ha sustituido al contrato temporal como el preferido para iniciar la carrera laboral y que en el caso de las mujeres se convierte en algo definitivo, con graves consecuencias para el desarrollo profesional, la carrera de cotización, etc.

    Si la crisis acercó las tasas de actividad entre hombres y mujeres a causa de la brutal destrucción de empleo en sectores masculinizados, la recuperación está agudizando la diferencia, ya que ellas encabezan la rotación y la parcialidad y el repunte de empleo masculino contrasta con el mantenimiento de la inactividad femenina, especialmente entre jóvenes atrapadas por el efecto desánimo. La incipiente salida de la crisis refuerza la división estructural en espacios asimétricos.

    Otaegui ha utilizado la meción al sector industrial como ejemplo de espacio tradicionalmente copado por varones, que pese a la incorporación de más de cuatro millones y medio de mujeres al mercado laboral mantiene en 600.000 la cifra de mujeres empleadas “exactamente la misma que en 1988 cuando España apenas registraba la mitad de mujeres activas.

    Al respecto, Amaia ha destacado la importancia de revisar la imagen tipo del representante sindical, en el que no pueden ni tienen porqué reconocerse tantas trabajadoras y de reivindicar el carácter sociopolítico de Comisiones Obreras y su responsabilidad específica reconocida en la Constitución de seguir introduciendo los avances sociales y los derechos fundamentales en la negociación colectiva.

    El secretario general de CCOO PV, Paco Molina, ha cerrado la asamblea agradeciendo la contribución de mujeres imprecindibles que han mejorado el sindicato, en referencia a la reciente pérdida de Alejandra Soler y Ana Calvo, Melu y reclamando la pujanza de las delegadas de Comisiones Obreras para mejorar la vida de sus compañeras.

    Molina ha destacado brechas invisibilizdas como los miles de empleos públicos destruidos a conscuencia de la crisis, golpeando a las mujeres por partida doble. Ante la ausencia de unos servicios públicos que aseguren el cuidado de calidad, las familias trabajadoras siguen recurriendo al coste de oportunidad, que sobrecarga a las mujeres trabajadoras que deben asumir la falta de corresposabilidad.

    Molina ha concluido su intervención recordando la necesidad de seguir en el conflicto, de pisar calle y tomar la iniciativa en la Negociación Colectiva resistiendo el embitre insolidario patronal que se resiste a socializar los beneficios de la plusvalía. “Vamos a seguir forzando un diálogo social útil, el 23 de marzo volveremos a reclamar cláusulas sociales en la contratación pública que salvaguarden los derechos del personal subcontratado por la mayor empresa del País Valenciano”, en referencia a los contratos de la Generalitat.

    Tras las ponencias, la secretaria de la Dona, Càndida Barroso ha agradecido la acogida y animación de la asamblea a cargo de Dones Clown de Xirivella. La chirigota ‘Las presi’ ha cerrado una asamblea reivindicativa, festiva y solidaria.

    La asamblea #8M Juntas, libres, iguales y empoderadas” ha finalizado con la marcha de todas las asistentes a la concentración realizada ante la sede del sindicato, en apoyo al paro internacional de mujeres convocado en por el movimiento feminista internacional, exigiendo el fin de la violencia machista y reclamando reconociemiento al papel de las mujeres en el sostenimiento de la economía productiva, reproductiva y de cuidado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.