Comisiones Obreras del País Valenciano | 20 de agosto de 2019

CAMPANYA SMI

Salud laboral con perspectiva de género, riesgos específicos

    La Secretaría de Salut Laboral de CCOO PV, en colaboración con el Institut Valencià de Seguretat i Salut en el Treball INVASSAT y la Generalitat Valenciana ha organizado una jornada sobre la protección del riesgo para trabajadoras embarazadas y en periodo de lactancia, enmarcada en la campaña sindical de salud laboral con perspectiva de género #DefiendeTuPostura.

    25/06/2018.
    Magda Sáez, Cloti Iborra, Virgilio Rodríguez y Cristina Ochando

    Magda Sáez, Cloti Iborra, Virgilio Rodríguez y Cristina Ochando

    Daniel Patiño, secretario, secretario de Acción sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente, ha presentado la jornada, que ha contado con un amplio panel de intervenciones por parte de la administración y diversos expertos en prevención e intervención sindical en la PRL específica de la salud reproductiva femenina. La suma de todas las ponencias han permitido abordar la cuestión desde todos los puntos de vista debido a la complejidad y multitud de actores intervinientes en estos supuestos, representación sindical, Inspección de Trabajo, Servicios de Prevención y mutuas.

    La primera intervención, a cargo de Mª Dolores Solé, jefa de la Unidad de Medicina del Trabajo INSSBT, ha abordado la evaluación de riesgos y la protección de la maternidad enfatizando que las directrices son orientaciones necesariamente generalistas, que no pueden aplicarse de forma automática ya que cada caso requiere una adaptación individualizada y un abordaje en constante evolución. "Un ejemplo podría ser la que la semana 22 como referencia, pero sólo eso", ya que, a su juicio, lo importante debe ser la evaluación general previa y una segunda específica que tenga en cuenta tanto las características concretas de esa trabajadora como de sus condiciones actuales de trabajo, según evoluciona el embarazo.

    Maria Reanu, coordinadora del servicio de riesgo de embarazo natural en UMIVALE, ha detallado la actualización de los requisitos de acceso a la prestación por riesgo para el embarazo y lactancia a partir de la revisión de la guía de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia sobre Orientaciones para la valoración del riesgo laboral y la incapacidad temporal durante el embarazo. Renau ha recordado que casi 100 años después de la catalogación de las trabajadoras embarazadas como “personal sensible” por parte de la OIT, “sigue siendo necesario trabajar para asegurar esta protección específica” y que “desde el punto de vista médico, lo primordal debe ser proteger la vida”.

    La inspectora de Trabajo y Seguridad Social de Valencia, Belén Fuster ha especificado la actuación para el cumplimiento del art. 26 de la LPRL y se ha centrado en la exigencia de una exhaustiva evaluación de riesgos inicial “independientemente de si hay mujeres desempeñando ese puesto, como exige la no discriminación por razón de sexo y una buena actuación preventiva”. La inspectora también ha reivindicado la actualización constante respecto a la normativa de aplicación para prestar un buen servicio, así como la necesidad de realizar (y reevaluar con cada situación de embarazo/lactancia) un listado de puestos exentos de riesgos que permitan facilitar formación e información preventiva al personal.

    Virgilio Rodríguez, coordinador técnico en UNIMAT Prevención, se ha referido a los criterios técnicos para la aplicación de la normativa en los servicios de prevención y ha insistido en la necesidad de realizar un análisis de riesgos concreto para cada trabajadora. “El éxito preventivo radica en la gradación del procedimiento: evaluación básica de riesgos, evaluación específica, valoración de todas las posibilidades de prevención y protección. Previo a la suspensión por riesgo la norma prevé la adaptación de aquellas tareas/rutinas con potencial perjuicio, cambio de puesto o de centro que impida la exposición… y si todo ello no es posible, la suspensión por riesgo debe ser el último escalón, ya que no se trata de mujeres enfermas”.

    Magda Sáez, técnica de Gabinete de Salud Laboral de CCOO PV, ha concretado la problemática y la intervención sindical en las empresas respecto a las situaciones específicas de riesgo para embarazadas y lactantes.

    Sáez ha enumerado la problemática habitual a la que el sindicato se enfrenta en las empresas “ausencia de evaluación del riesgo, carencia de listado de puestos exentos de riesgo, negativa a tramitar la prestación, resistencia a realizar la adaptación del puesto pese al informe preceptivo, demora en facilitar la documentación para poder gestionarla, ausencia de representación sindical, desconocimiento de los riesgos (y derechos) específicos por parte de la plantilla”.

    La técnica también ha sido muy critica con la disparidad de criterios entre las mutuas, ha reivindicado unificación y ha recordado la obligatoriedad de aplicar los principios de precaución "y ante la duda de riesgo aplicar el más restrictivo".

    A su juicio resulta fundamental establecer protocolos específicos en las empresas con la participación activa de la Representación Legal de las Trabajadoras. “En la protección de riesgos para embarazo y lactancia es primordial agilizar el proceso, nos enfrentamos a una contrarreloj y a la dilación interesada” ha puntualizado.

    Cristina Ochando, técnica de Igualdad de la Secretaria de la Dona de CCOO PV, ha incidido en la repercusión económica en las situaciones de riesgo durante el embarazo y la lactancia, especialmente en el caso de que a la trabajadora se le adapte el puesto de trabajo por este riesgo y, como consecuencia del mismo, deja de hacer noches, turnos, guardias, etc, y ya no se le abonan los pluses y complementos asociados aunque siga trabajando hasta el momento del parto.

    La ponente ha destacado la importancia de la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Social) núm. 43/2017, de 24 de enero, que aprecia vulneración del derecho fundamental a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo en esta práctica empresarial y establece que el hecho de adaptar el puesto de trabajo no puede implicar una disminución salarial, aunque la trabajadora ya no realice turnos, nocturnidad, guardias, etc.

    La secretaria de de Política electoral, Afiliación y Servicios, Mila Cano ha clausurado la jornada instando a prevenir los graves riesgos laborales para la reproducción, el embarazo y la lactancia, ya sea eliminándolos o adoptando las medidas preventivas necesarias para evitar la exposición a radiaciones, sustancias químicas peligrosas, frío o calor extremo, vibraciones, ruido, agentes biológicos; posturas forzadas, manipulación de cargas, horarios inadecuados, estrés, etc.

    La responsable ha destacado la defensa de la salud laboral como uno de los pilares estratégicos de la acción sindical, ya que resulta inseparable de la mejora de las condiciones de vida y trabajo de la población trabajadora, especialmente de los colectivos más vulnerables. Cano ha finalizado haciendo un llamamiento a las direcciones de las empresas para que dejen de contemplar los derechos reproductivos como un coste, y enfrenten la prevención y protección específica al embarazo y la lactancia como situaciones naturales que deben atenderse.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.