Comisiones Obreras del País Valenciano | 20 de agosto de 2019

CAMPANYA SMI

La ONCE celebra su 80 aniversario en la Comunidad Valenciana despidiendo a una trabajadora ciega

    Los sindicatos CSIF, CCOO y CGT denuncian el despido de una trabajadora por coger bajas intermitentes debido a patologías añadidas a su ceguera. Piden que el despido quede sin efectos y que sea readmitida en su puesto de trabajo, que ocupaba desde 2005.

    17/07/2019.
    Vendedor de la ONCE.

    Vendedor de la ONCE.

    La dirección de la ONCE en Valencia ha despedido, con efectos de fecha 15 de julio, a una trabajadora ciega, afiliada a esta organización, por coger bajas intermitentes debido a patologías añadidas a su ceguera. El sindicato CSIF, al que la trabajadora está afiliada, y que la acompañó a la reunión en la que le comunicaron el despido objetivo, solicitó inmediatamente una reunión del comité de empresa de la Delegación Territorial de Valencia.

    En esta reunión, celebrada el día 12, se realizaron una batería de propuestas. En primer lugar, solicitar una reunión con el delegado territorial, para que explique esta situación y averiguar si va a ser una dinámica que la dirección de la ONCE va a aplicar a partir de ahora. En segundo lugar, enviar escritos a todos los estamentos de la ONCE, Consejo Territorial, Consejo General, Dirección General y Comité Intercentros, realizando la petición de que este despido quede sin efectos y se reintegre a la trabajadora a su puesto de trabajo, que ocupa desde 2005.

    Al mismo tiempo, se han realizado propuestas como solicitar reunión con el CERMI Comunidad Valenciana, con todos los partidos políticos del arco parlamentario valenciano, así como con la vicepresidenta del Consell, para explicarles la inmoralidad de esta decisión empresarial. Una decisión que puede ser legal, pero que la Organización Nacional de Ciegos Españoles no puede permitirse adoptar por la crueldad de la aplicación de las normas laborales que ha realizado a una trabajadora ciega, con patologías añadidas a esta discapacidad. Y, sobre todo, por estar constituida esta entidad como impulsora y ser la ONCE, una corporación de derecho público de carácter social, basada en los principios de la solidaridad, la ausencia de ánimo de lucro y el interés general, y como mayor empleadora de personas con discapacidad que existe en España.

    Después de estas propuestas, se han pasado las mismas a votación. El resultado de esta votación ha sido el siguiente: 3 votos a favor de las propuestas (votos emitidos por los miembros de CCOO, CGT y CSIF) para defender a la trabajadora despedida; y 3 votos en contra emitidos por UTO-UGT, que no quiere defender a la trabajadora. Por el resultado de empate, el presidente del comité, afiliado a la ONCE y del sindicato UTO-UGT, hace uso de su voto de calidad también en contra de las propuestas, por lo que las mismas no saldrán adelante como órgano de representación de los trabajadores.

    Los CSIF, CCOO y CGT consideran lamentable que las personas que han sido elegidas para defender a los trabajadores, a la hora de la verdad, vayan en contra de los mismos, y dejen que la ONCE aplique toda la crueldad de la reforma laboral a personas con discapacidad. Mucho peor es que representantes de los trabajadores ciegos voten en contra de defender a trabajadoras despedidas, también ciegas.

    CSIF, CCOO y CGT seguiremos adelante en nuestro empeño de defender los derechos de la trabajadora ciega despedida, con la única intención de que sea readmitida en su puesto y que la ONCE no pueda aplicar leyes laborales, sobre todo las que suponen un gran agravio e indecencia, por ir aplicadas a colectivos tan desfavorecidos como las mujeres y además con discapacidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.