Comisiones Obreras del País Valenciano | 22 de julio de 2019

CAMPANYA SMI

Unai Sordo demanda la conformación de un Gobierno de progreso que aborde las reformas estratégicas

    El secretario general de CCOO ha participado en un simposio sobre el futuro del empleo y de las relaciones laborales, en el marco del Congreso Español de Sociología celebrado en Valencia.

    05/07/2019.
    Unai Sordo interviene en Valencia en el Congreso Español de Sociología.

    Unai Sordo interviene en Valencia en el Congreso Español de Sociología.

    En la mesa redonda, que ha compartido con sus homólogos de UGT y de la CEOE, Sordo ha puesto en cuestión “un modelo laboral, regulado los últimos años, pensando en un proceso de devaluación muy potente de las herramientas colectivas fundamentales para negociar las condiciones de empleo”. Por tanto, para bordar las reformas estratégicas qué necesita este país, lo primero que hay que hacer es recuperar los equilibrios de las relaciones laborales y la autonomía colectiva de los agentes sociales. Eso exige, en opinión del secretario general de CCOO, una derogación de los aspectos más lesivos de las reformas laborales.

    “Los sindicatos pedimos un Gobierno de progreso sustentado en una mayoría parlamentaria amplia, que ponga encima de la mesa las cuestiones programáticas”, ha asegurado. Para Comisiones Obreras es fundamental saber qué se va a hacer en materia de legislación laboral, pensiones, fiscalidad, servicios públicos, políticas de empleo industriales o cómo se va a abaratar el precio de la energía. Según Unai Sordo, es hora de que los partidos de izquierda hablen de esto también a la sociedad, “porque está transcendiendo una imagen preocupante de que se están dedicando a discutir sobre la composición del futuro Gobierno y, siendo esto importante, no puede ser lo único que cope el debate político”. Ha apostillado que “la repetición de elecciones sería un auténtico disparate”.

    CCOO está dispuesta a abordar en la mesa de diálogo social todos estos debates estratégicos de país. Considera necesario establecer una renta mínima garantizada porque, por muy bien que hagamos la transición en el empleo, el proceso de digitalización va a dejar a muchas personas al margen del mercado laboral. Un debate que tiene que ir unido al de una reforma fiscal que garantice el Estado social. En materia de formación apuntó que se tiene que producir un cambio de paradigma, “superar que deba concentrarse en un periodo de la vida, así como la excesiva compartimentación de los subsistemas formativos”. Esa apuesta por la formación permanente es incompatible con los elevados niveles de rotación laboral, por lo que aboga por desincentivar la contratación temporal, sobre todo en las medianas y grandes empresas.

    Respecto al modelo de representación sindical, Unai Sordo destacó que tiene un gran potencial, ya que negociamos colectiva colectivos para el conjunto de la clase trabajadora, algo que no es así en todos los países. Asegura que puede desincentivar la afiliación sindical, pero, desde luego, es el más solidario, porque da cobertura al amplio mapa de microempresas de las que se compone nuestro mercado de trabajo. Además, tenemos un sistema de elecciones democráticas en los centros de trabajo que nos otorgan legitimidad. Considera, asimismo, que ante las nuevas realidades laborales, no podemos quedarnos solo en esquemas clásicos de representación y hemos de “inventar” nuevas herramientas de defensa de intereses colectivos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.