Comisiones Obreras del País Valenciano | 18 de agosto de 2019

CAMPANYA SMI

Exigencia de seguridad jurídica y solvencia económica en la nueva licitación de limpieza de institutos de Educación

    Los sindicatos mayoritarios advierten de que la empresa Raspeig, actual adjudicataria de 5 lotes de los 9 en fase de adjudicación, no está pagando a los trabajadores y trabajadoras. Sospechan que pueden dejar una deuda importante porque finaliza contrato el próximo día 31 de agosto.

    18/06/2019.
    Concentración del personal y sus representantes ante el Palau de la Generalitat

    Concentración del personal y sus representantes ante el Palau de la Generalitat

    La principal preocupación de CCOO y de UGT es que la empresa Raspeig, reincidente en el impago de salarios y con un expediente incoado por la Conselleria de Educación por incumplimientos de contrato, deje de abonar los salarios y la liquidación a los trabajadores y trabajadoras hasta finalización del contrato en fecha 31 de agosto 2019. Afectaría así a casi 400 personas, repartidas en 87 centros en todo el País Valenciano.

    Los sindicatos exigen a la Conselleria que finalicen estos expedientes tramitados para que esta empresa no vuelva a participar en este concurso y tampoco en ningún concurso de la Administración Pública. Ello también es extensivo a la empresa Netalia, del mismo administrador, y reincidente igualmente en el incumplimiento del pago de salarios según los convenios colectivos de aplicación.

    Concentración en la plaza Manises

    Por ello, ante la incertidumbre de esta situación y la preocupación de muchos trabajadores y trabajadoras, CCOO y UGT convocan una concentración para el próximo día 28 de junio, a las 11:00, en la Plaza Manises de València. Solicitan una reunión con el conseller de Educación para que se tomen las medidas oportunas de forma que se garantice el pago de salarios y la liquidación de haberesque debe hacer efectivos la empresa Raspeig.

    Los sindicatos destacan que muchas empresas del sector han advertido de que si los lotes de Raspeig arrastran deudas, no optarán a la licitación de esos lotes para no abonar los salarios a los trabajadores y las trabajadoras, puesto que serían responsables solidarias de la deuda de Raspeig. Estos lotes se podrían quedar desiertos, con la consiguiente complicación para los trabajadores y las trabajadoras y la Consellleria.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.