Comisiones Obreras del País Valenciano | 20 de agosto de 2019

CAMPANYA SMI

El 56% de las Trabajadoras del hogar del País Valenciano trabaja en la economía sumergida #DebesDarleLaVuelta

    CCOO de Construcción y Servicios intensifica su campaña por el reconocimiento pleno de los derechos de las Trabajadoras del Hogar. El sindicato alerta de la ocultación de casi la mitad de la siniestralidad que realmente debe producirse en el sector dada la situación irregular de más de la mitad del colectivo.

    30/03/2016.
    Rueda de prensa de presentación del folleto informativo

    Rueda de prensa de presentación del folleto informativo

    El empleo doméstico agrupa a uno de los colectivos más desprotegidos de los sectores productivos del país valenciano, en el que las mujeres, mayoritariamente inmigrantes, superan el 90%. Cuatro años después del cambio normativo que obliga a dar de alta a las trabajadoras domésticas, sólo hay 427.000 registradas, pese a que las estimaciones hablan de más de 700.000 en activo.
     
    La evolución de la afiliación a la Seguridad Social en el Régimen de Empleadas de Hogar ha acusado gravemente la crisis, tanto en el ámbito estatal como en País Valenciano, que en 2008 tocaba fondo con 23.457 afiliadas. En 2015 el dato autonómico sigue siendo simbólico 33.000 afiliadas de las 429.715 registradas en toda España, pero mantiene la tendencia de crecimiento paulatino iniciada en 2012.
     
    Trabajadoras de hecho y con derechos
    CCOO de Construcción y Servicios lleva desde septiembre del 2014 trabajando para mejorar las condiciones de trabajo del sector del trabajo doméstico y exigir al Gobierno la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional de Trabajo.
     
    La iniciativa sindical pretende hacer visibles las reivindicaciones de un colectivo conformado fundamentalmente por mujeres que emplea de forma precaria a unas 70.000 personas en nuestro territorio sin derecho real a cotización por desempleo, seguridad social, salud laboral, negociación colectiva, jubilación, etc.
     
    En 2015 el sindicato presentó al Ministerio de Empleo las más de 10.000 firmas de trabajadoras del hogar obtenidas en diferentes mesas de todo el territorio estatal, exigiendo la ratificación. En 2016 tanto PSOE como Podemos han registrado iniciativas en el Congreso de los diputados y Compromís presentaba en las Cortes Valencianas una proposición no de ley para que se inste a la ratificación.
     
    La resistencia a asumir las recomendaciones de la OIT sobre trabajo decente mantiene a las empleadas de hogar en una situación de especial vulnerabilidad, abonando la violación de derechos laborales básicos, como la protección de la propia salud.
     
    Guía de riesgos laborales específicos y medidas de prevención
     
    Al respecto, CCOO de Construcción y Servicios ha publicado un folleto informativo sobre cuestiones relacionadas con la salud laboral de las trabajadoras y trabajadores domésticos, dedicado a implementar medidas de seguridad ante los riesgos más habituales a los que se ve expuesto el colectivo por riesgos específicos derivados de su actividad en condiciones de inseguridad, desinformación, excesos, etc.
     
    Vicente Sánchez, secretario general de CCOO de Construcción y Servicios y su homólogo en el ámbito autonómico, Miguel Montalbán, han presentado esta mañana en Valencia en rueda de prensa este manual práctico, que se suma a las múltiples acciones enmarcadas en la campaña de ámbito estatal #DebesDarleLaVuelta.
     
    Sánchez argumentaba en la presentación que "elegimos Valencia porque el porcentaje de trabajadoras sin cobertura dobla la ya elevada media estatal, que se sitúa en el 32%"
     
    Siniestralidad sumergida
     
    Pese a estar excluido del ámbito de aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, las incidencias del sector si están registradas en las estadísticas sobre siniestralidad oficiales. La mayoría de los accidentes leves se producen por dislocaciones, esguinces y torceduras, seguidos de heridas y otras lesiones superficiales.
     
    Los accidentes graves se concentran fundamentalmente en fracturas de huesos, de las cuales se puede deducir un sub registro de la gravedad, puesto que la mayor parte de las fracturas deberían considerarse accidentes graves, sin embargo, de las 871 registradas entre 2013 y 2014, por motivos que no obedecen a ninguna lógica sólo 69 fueron calificadas graves, que no suponen ni un 8% del total.
     
    Destacan los cinco accidentes mortales registrados en jornada de trabajo durante el año 2014, de los cuales se observa que la causa más frecuente fueron los aplastamientos producidos por caídas en altura.
     
    Vistas las cifras, leer sentencias judiciales con afirmaciones como que el trabajo doméstico "no requiere esfuerzos físicos", o que las tareas que precisan esfuerzo "son de carácter moderado y cuenta con ayuda de medios mecánicos", producen verdadero asombro.
     
    Finalmente, sobre los datos de siniestralidad laboral, es necesario insistir en que del total estimado de 700.000 personas empleadas del hogar, sólo están de alta en la Seguridad Social 429.000 (según datos de 2016), lo que supone con toda seguridad la ocultación de casi la mitad de los datos de siniestralidad que realmente deben producirse.
     
     
     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.