Despachos con vistas y hacinamiento en la Fiscalía de Valencia

    CCOO denuncia que “los caprichos de las y los fiscales, que exigen que sus despachos tengan ventanas al exterior, provoca el hacinamiento del resto del personal y un gasto absurdo de los presupuestos de Justicia”.“No son más grandes, no era por falta de espacio, solamente cumple el capricho de que sean los y las fiscales las que tienen ventanas y no el resto de personal” denuncian desde la sección sindical.

    30/11/2018.
    Denuncian el amontonamiento del mobiliario y la reducción del espacio de trabajo

    Denuncian el amontonamiento del mobiliario y la reducción del espacio de trabajo

    El sindicato cuestiona la prioridad concedida a la solicitud realizada por fiscales de la Ciudad de la Justicia de Valencia, que ha supuesto la construcción de nuevos despachos, de idénticas dimensiones y justo enfrente de los que tienen.

    La solicitud de contar con despachos “con vistas” se ha atendido con perjuicio del resto de personal, ocupando la mayor parte del hueco que, hasta ahora, ocupaban sus mesas, y condenándoles a trabajar hacinados, con las cajas de expedientes entre las piernas y sin espacio para poder moverse a sacarlos de los armarios”.

    Desde el sindicato se critica que “con las numerosas deficiencias existentes en las distintas sedes judiciales, ésta administración no haya dudado en gastarse el dinero en volver a hacer unos despachos, iguales que los existentes, pero con ventanas”. Además, parte de la construcción de los nuevos despachos se esté realizando en horario laboral, con el consiguiente perjuicio para el personal, doblemente damnificado.

    Tras mover las mesas y armarios del resto del personal funcionario de la Fiscalía de Valencia, las nuevas condiciones de trabajo suponen de facto mayor hacinamiento, incumpliendo lo establecido por la Ley en materia de riesgos laborales, ya que los antiguos despachos también se mantendrán.

    CCOO reivindica cordura a la Conselleria de Justicia en el establecimiento de las prioridades en el gasto del presupuesto, invirtiendo en deficiencias y sedes donde realmente se necesitan y evitando inversiones desproporcionadas en mejoras innecesarias que redundan en el beneficio de una minoría con perjuicio del colectivo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.