¿Se regala el Puerto de Denia?

    Los trabajadores y los representantes legales de todos los Puertos de la Generalitat muestran un contundente y frontal rechazo al cambio de la gestión en Puertos de la Generalitat, la cual se pretende introducir en la Ley de Acompañamiento de Presupuestos de la Generalitat para el año 2019.

    30/10/2018.
    Imagen del Puerto de Denia

    Imagen del Puerto de Denia

    Es una medida inédita en la Generalitat, pues unas instalaciones autonómicas rentables se van a “ceder” a unos “entes” que mayoritariamente van a estar controlados por los Ayuntamientos y las empresas concesionarias. Es decir que de facto la competencia autonómica sobre Puertos, (no olvidemos que está recogida en una ley orgánica del Estado, como es el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana); se va a “regalar” a quien nunca ha realizado ninguna inversión o planificación en estas instalaciones.

    Es más, los poderosos económicamente van a decidir sobre qué es lo conveniente para cada puerto. Con lo cuál se está poniendo en peligro el interés general en la gestión de estas instalaciones, y en concreto la finalidad social en algunas actividades, se va a ver seriamente afectada.

    Es de remarcar, que el personal que se “transfiera por la puerta falsa” a estos Entes va a verse perjudicado, ya que no estará bajo la gestión directa del Consell, con lo cual, las condiciones, retribuciones y derechos a la carrera profesional podrán verse seriamente afectados, en este sentido, tal fragmentación del sistema de puertos valencianos nos llevará a una situación paradójica de desigualdad y falta de regulación común, puesto que cada Ayuntamiento presentará iniciativas con la finalidad de crear “su Ente”.

    Por otro lado, se ha de destacar la posibilidad de establecer en cada “ente portuario” unos importes distintos según su conveniencia, es decir que los mismos interesados directos, en este caso, los poderosos económicamente en cada puerto, van a ser los que digan qué importes se van a pagar por los servicios portuarios. Y teniendo voz y voto en decisiones que pueden afectar a otros operadores portuarios, dificultando la libre competencia dentro del mercado único.

    Todo este cúmulo de disparates se ha hecho con total oscurantismo y sin ni siquiera informar de tal “jugada” a las organizaciones sindicales representativas de los empleados afectados, con lo cual se ha vulnerado gravemente el principio general de información y negociación cuando se afecta a las condiciones y derechos laborales.

    La situación resulta claramente paradójica cuando estamos gobernados por un Consell, presuntamente progresista, y que pretende revertir a gestión pública los servicios externalizados o con gestión privada, como por ejemplo el Hospital de Alzira. De esta forma, por un lado dicen una cosa y por el otro, y con total falta de transparencia, dan a sus “amiguetes” unas instalaciones portuarias construidas con fondos públicos. Recientemente un asesor de Presidencia de la GV ha pasado a ser directivo de la naviera con más peso en el Puerto de Denia, no queremos ser malpensados, pero todo esto "huele" tan mal que nos lleva a reflexionar sobre la motivación última de este cambio en la gestión de Puertos que se nos ha querido "meter con calzador"...

    Le trasladamos a la Sr. Vicepresidenta, Mónica Oltra, que reconsidere su actitud porque si no ve que esto es una carísima y evidente “puerta giratoria”, debería coger cita ya para revisarse la vista.

    Por todo lo anteriormente expuesto, reclamamos que se reconsideren unas medidas claramente antisociales y que no se sostienen desde el punto de vista de la debida coherencia y necesaria defensa de los intereses públicos generales de la Comunitat Valenciana.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.