País Valenciano sin Bomberos Forestales por 300 euros

    El viernes 14 de septiembre se inició la huelga indefinida de los Bomberos Forestales de TRAGSA, tras no alcanzarse ningún acuerdo en el Tribunal de Arbitraje Laboral y ante el bloqueo del Ministerio de Hacienda de los acuerdos alcanzados con la empresa y la Generalitat. El colectivo de CCOO en Bomberos Forestales de la GVA ha secundado masivamente las concentraciones realizadas y llama a la del próximo miércoles 19 de septiembre a las 10 horas ante la Delegación del Gobierno.

    14/09/2018.
    Concentración de Bomberos Forestales de la GVA en la primera jornada de huelga

    Concentración de Bomberos Forestales de la GVA en la primera jornada de huelga

    El conflicto se ha ido complicando desde la transformación del Servicio de Brigadas de Emergencia en Servicio de Bomberos Forestales de la Generalitat, con la creación de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE).

    En dicha transformación los trabajadores asumieron hasta 15 nuevas funciones como prevención, extinción y recuperación de incendios forestales, nevadas, catástrofes con hidrocarburos o rescates de personas. En consecuencia, la Generalitat instó a la empresa pública Tragsa a negociar con la representación de los trabajadores un nuevo marco retributivo acorde con las nuevas funciones.

    Tras más de un año de negociaciones, empresa y sindicatos llegaron a un acuerdo de adecuaciones salariales acorde a las nuevas funciones, que contó con la aprobación de la Generalitat. Sin embargo y pese a que vienen desempeñándolas desde enero de 2018, el Ministerio de Hacienda bloqueó el pago de lo acordado y a día de hoy no sólo no ha autorizado a Tragsa a pagar, sino que

    Antonio Criado, Secretario General de la Sección Sindical de CCOO en BBFF, recuerda que “el salario de un bombero forestal ronda los 1.000 euros, que llevan congelados desde 2010, y con la subida por la adecuación a las nuevas funciones apenas llegaría a los 1.300 euros. El colectivo no entiende la motivación del Ministerio de Hacienda para no dar el visto bueno a remunerar unas tareas que llevan 8 meses desempeñando, sobre todo conociendo la precariedad en la que se realiza un servicio tan importante.

    Finalmente Criado recuerda que “hemos agotado hasta el último cartucho para evitarla y deseamos que la situación se solvente a la mayor brevedad posible, ya que para nosotros la extinción de incendios forestales y la intervención ante emergencias son servicios esenciales, pero la situación es insostenible”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.