CCOO PV analiza la implantación del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia

    El sindicato urge al Consell a priorizar los servicios profesionales a las prestaciones económicas y a simplificar la tramitación de los expedientes para reducir la lista de espera. CCOO PV también reclama el cumplimiento de la inversión estatal prevista en la Ley (50% frente al 12’9% actual) y denuncia que esta infrafinanciación impide la implantación plena del Sistema de Atención a la Dependencia.

    10/01/2018.
    Detalle del cartel del 11 aniversario de la Ley de Atención a la Dependencia

    Detalle del cartel del 11 aniversario de la Ley de Atención a la Dependencia

    La Secretaría de Política Social de Comisiones Obreras del País Valenciano ha realizado un informe de seguimiento de la implantación y desarrollo autonómico de la Ley 39/2006, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia.

    Actualmente, el sistema atiende a un total de 58.913 personas en el territorio autonómico, que tienen reconocida una prestación efectiva. A pesar del avance en implantación de la Ley en los últimos años, la valenciana sigue estando en las últimas posiciones respecto el resto de autonomías.

    La secretaria de Política Social y Juventud de CCOO PV, Ana Belén Montero, destaca que “un elevadísimo número de personas, el 18% de las que tienen reconocida una situación de dependencia, continúan en lista de espera sin poder hacer efectivo su derecho a prestación o servicio”.

    En el informe también se señala una menor cobertura en comparación con otras comunidades autónomas y se evidencia estadísticamente un menor número de personas atendidas en comparación con otros territorios, así como un nivel de solicitudes inferior al que le correspondería por el volumen de envejecimiento que presenta nuestra población.

    El sindicato considera este último dato un reflejo de los continuados recortes y retrasos en la resolución de solicitudes que se dieron durante años en el País Valenciano, bajo el mandato del anterior Consell, por lo que podríamos hablar de un “efecto desánimo”. Además, en el último año se ha detectado un crecimiento en las prestaciones de un 9%, que ha provocado un incremento de las solicitudes y retrasado el avance en la reducción de la lista de espera.

    Aún con todo lo expuesto, el crecimiento registrado en el País Valenciano ha estado muy por encima de la media estatal, situándose casi en un 21%. Con ello se confirma la recuperación que desde las elecciones autonómicas de 2015 viene registrando la implantación del sistema y el innegable esfuerzo realizado por recuperar un nivel de implantación que se situaba históricamente a la cola.

    El mayor problema sigue estando en la lista de espera y los dilatados tiempos de resolución de las gestiones administrativas que deben cumplimentarse en los expedientes. “Es fundamental que el Consell ponga todas sus energías en agilizar la tramitación para evitar situaciones de sufrimiento e indefensión de las personas dependientes y sus familiares” afirma Montero.

    CCOO PV también ha analizado el tipo de atención recibida, ya que la profesionalización, el empleo, las condiciones de trabajo en el sector junto a la calidad e intensidad, están directamente relacionadas con el tipo de prestaciones reconocidas.

    El informe destaca un fuerte incremento actual en las prestaciones económicas, muy por encima de los servicios profesionales, ya que más de la mitad de las personas que reciben una prestación o servicio, están percibiendo la prestación económica de cuidado familiar, cifra muy superior a la media del Estado, que se sitúa en un 33%.

    A juicio del sindicato, la tendencia de priorizar las prestaciones a los servicios, además de contradecir la filosofía de la Ley de Dependencia, limita la creación de empleo en el sector y ofrece un nivel de protección inferior a la mayoría de autonomías que priorizan el reconocimiento de servicios profesionales. Es imprescindible que el Consell revierta estas cifras y comience a dar una mayor cobertura de servicios profesionales.

    Además, para garantizar la atención de las personas en situación de dependencia es imprescindible habilitar instrumentos presupuestarios que posibiliten aumentar la financiación, tanto estatal como autonómica, para la plena implantación del sistema. Concretamente en el sistema de Atención a la Dependencia, nuestra comunidad solo recibe del Estado un 12,9% de gasto público, mientras que la Generalitat Valenciana se debe hacer cargo del otro 87,1%, a pesar que la Ley prevé que la inversión estatal debe ser de un 50%.

    Esta infrafinanciación provoca consecuencias tales como: la dificultad de disminución de la lista de espera, problemas para saldar definitivamente el pago de la deuda pendiente con las personas solicitantes y familiares, la imposibilidad de la implantación al 100% de todos los recursos sociales previstos en la Ley, el impedimento para incrementar plantillas de personal municipales, autonómica, etc. En definitiva, impide que, se puedan revertir las estadísticas negativas en el sistema de Dependencia en el País Valenciano.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.