La mejor ley de igualdad o pacto contra la violencia de género es el que se cumple

    La secretaria de la Dona de CCOO PV, Cloti Iborra, ha inaugurado la Escola de Dones Sindicalistes que en esta edición ha analizado los diez años de la Ley de igualdad, así como los recientes pactos de violencia de género y machista. En su intervención ha puesto en valor este espacio de formación, reflexión y empoderamiento de las mujeres de CCOO PV, para asumir la responsabilidad que les corresponde en el sindicato.

    09/11/2017.
    Cristina Ochando, Ángela Escribano, Alberto Ibañez y Mar Vicent

    Cristina Ochando, Ángela Escribano, Alberto Ibañez y Mar Vicent

    Soledad Murillo de la Vega, socióloga de la Universidad de Salamanca, y una de las principales impulsoras de la Ley de igualdad, ha destacado como uno de los logros la inclusión del permiso de paternidad, aunque se debería haber ampliado más. Entre los elementos que no se consiguieron introducir en la ley ha remarcado su carácter voluntario y no sancionador, o la posibilidad de que las herencias se puedan destinar a la persona cuidadora.

    Ha reflexionado en torno al uso de los tiempos, denunciando que las empresas, a la hora de contratar, valoren más la disponibilidad ilimitada que el talento. De esta manera expulsan o impiden el acceso a muchas mujeres que lo que necesitan es una mayor flexibilidad horaria y organizativa. También ha manifestado su disconformidad con que a las mujeres se las considere un “colectivo”, cuando son más del 51% de la sociedad. “Como tal, debemos ocupar nuestro espacio, no como cuota, sino como derecho propio de representación” ha añadido.

    Por su parte, Cándida Barroso, de la Comisión Ejecutiva de CCOO PV, se ha centrado en la normativa autonómica que data de 2003 "una ley que en su momento fue vanguardia en muchos aspectos, pero que no se ha desarrollado". Ha descrito asimismo los factores que intervienen para que la situación de desempleo, precariedad y temporalidad se haya perpetuado. “Hemos de introducir medidas en los planes de igualdad para la mejora de la formación, para la eliminación de la segregación y la brecha salarial”, ha apuntado entre otras propuestas de avance.

    El taller de la tarde, dirigido por Arancha Luque y María Candelas, de CCOO PV de l’Alacantí-les Marines, ha dado herramientas a las participantes para empoderarse en los procesos comunicativos y de negociación colectiva, desde una manera colaborativa de entender el liderazgo. Otros temas de diálogo han sido los introducidos por Carmen Palomar, secretaria general de Vinalopó-Vega Baja, sobre la propuesta de huelga del próximo 8 de Marzo, o la presentación del trabajo realizado por el Grup de Acció LGTBI a cargo de Isa Descals.

    La segunda jornada se ha centrado en los Pactos contra la violencia de género. Susana Brunel, de la Secretaría de las Mujeres de CCOO, ha analizado el Pacto de Estado que tiene un presupuesto para los próximos 5 años de 1.000 millones de euros. Un texto que incluye 417 medidas que, si se desarrollan, pueden contribuir a la erradicación de la violencia. Cuestiona Brunel, sin embargo, que muchas de ellas no sean de obligado cumplimiento y se queden en una mera declaración de intenciones. Por tanto, el sindicato exige tanto la puesta en marcha inmediata del Pacto como su concreción presupuestaria.

    La mesa de análisis del Pacto valenciano contra la violencia de género y machista ha contado con la intervención de Alberto Ibáñez, secretario autonómico de Inclusión, quien ha puesto en valor su transversalidad, la verticalidad en su elaboración y los contrapesos que introduce para controlar su seguimiento. “El terrorismo machista es un problema político, no una cuestión social, de ahí la importancia de este Pacto parido por todas y que hay que poner en valor”, ha añadido. Para poder contar con los recursos necesarios, ha abogado por reclamar una financiación justa que permita romper las estructuras del patriarcado que tienen en la violencia de género su peor expresión.

    Mar Vicent, secretaria de Igualdad de FSC CCOO PV, ha valorado la equiparación a las víctimas del terrorismo, la posibilidad de acreditar con un dictamen de los servicios sociales a las mujeres víctimas para que tengan acceso a los recursos y que el Pacto blinde los presupuestos públicos. Además de luces, Vicent ha destacado algunas sombras, como la precipitación en su aprobación, la debilidad en los mecanismos de cumplimiento de las medidas y la insuficiente representación de las organizaciones feministas en la Comisión de seguimiento.

    Cristina Ochando, de la Secretaría de la Dona de CCOO PV, que también ha participado como representante del sindicato en la negociación del Pacto, ha desgranado las medidas que afectan a la organización, que van desde la difusión en el interno del propio texto, pasando por la negociación colectiva, a través de la inclusión de esta materia en los planes de igualdad, hasta la atención específica a colectivos más vulnerables, como las empleadas del hogar.

    La secretaria de Formación de CCOO PV, Inma Martínez, y el secretario general, Arturo León, han clausurado esta edición reafirmando el compromiso de la dirección con estos espacios, necesarios para reforzar el liderazgo de las mujeres en el seno del sindicato.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.