CCOO introduce la calidad de las pensiones en la negociación sobre la sostenibilidad del sistema

    La sede del sindicato ha acogido unas jornadas organizadas por la Federación de Pensionistas con el lema ‘En defensa de una vida digna: pensiones y atención a la dependencia’. En el acto de inauguración ha intervenido la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra y la ponencia ha correspondido al ex secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

    27/09/2017.
    Jornadas ‘En defensa de una vida digna: pensiones y atención a la dependencia’, hoy en Valencia.

    Jornadas ‘En defensa de una vida digna: pensiones y atención a la dependencia’, hoy en Valencia.

    La presentación de la mesa ha correspondido a Evaristo Soto, secretario general de Pensionistas CCOO PV, que ha reivindicado el protagonismo de las personas mayores en la defensa de un envejecimiento socialmente activo, en igualdad y sin discriminaciones. Soto ha denunciado el impacto gravísimo en el colectivo del deterioro de las políticas sociales, provocado por los recortes, y de la falta de desarrollo pleno de la Ley de dependencia.

    A su juicio, la vulnerabilidad del Sistema Público de Pensiones resulta innegable, como reflejan la miserable revalorización de las pensiones (0,26%) o el hecho de que la mitad de los pensionistas no supere el SMI y el 38% roce el umbral de la pobreza. El secretario general ha reclamado voluntad política e implicación institucional en la mejora decidida de las condiciones de vida y salud de las personas mayores. Por todo ello, Soto ha animado a la afiliación y a la ciudadanía a adherirse a las marchas por un #TrabajoDecente y unas #PensionesDignas que recorrerán el País Valenciano entre el 2 y el 4 de octubre.

    El acto de inauguración ha contado con la presencia e intervención de la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas inclusivas, Mónica Oltra, que ha calificado a CCOO PV de aliado imprescindible para el Gobierno autonómico, tanto en las aportaciones para la elaboración de políticas sociales que dignifiquen la vida de las personas más vulnerables, como en la exigencia que caracteriza a un sindicato de clase, reivindicativo y negociador. Oltra ha reconocido la capacidad de intervención social de la Federación de Pensionistas de Comisiones Obreras “que llevan la lucha en el ADN” y son “un ejemplo paradigmático del envejecimiento activo, por lo que la consellería quiere incorporar sus aportaciones en el día a día de la toma de decisiones que les afectan”.

    La consellera también ha requerido el apoyo mutuo para que las políticas sociales sean una oportunidad de empleo y riqueza, pero nunca más de especulación a costa de los derechos de las personas en situación de dependencia. “Contad con el Consell en la reivindicación de unas pensiones dignas, que permitan completar cualquier proyecto de vida independiente en condiciones justas, como corresponde a una sociedad avanzada” ha concluido.

    La ponencia central de las jornadas ha sido desarrollada por el exsecretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que ha analizado la evolución del sistema público en nuestro país y ha enumerado una selección de la batería de propuestas planteadas por el sindicato en el marco del Diálogo Social a una mesa de negociación “actualmente paralizada”. Toxo ha abundado en datos y proyecciones basadas en informes de la Unión Europea y ha afirmado que “en 2017 en España se están pagando 9 millones de pensiones, de calidad diversa y mejorable, que en 2050 se convertirán en 15 millones, y la pregunta central es ¿cómo afrontar ese gasto?”

    Además de la necesidad ya incuestionable de incrementar y diferenciar las vías de ingresos, el líder sindical ha puesto de relieve la centralidad de un trabajo decente como raíz fundamental de la que se nutre el sistema. Sin embargo, considera una falacia interesada la afirmación de Rajoy de que 20 millones de empleos cotizando puedan solucionar el déficit.

    CCOO ha denunciado de forma constante que “las sucesivas reforma laborales han deteriorado las cotizaciones de forma crítica y la degradación de la calidad del empleo ha sido brutal”. Esta tendencia, sumada al uso de los recursos para destinos inicialmente no previstos (tarifa plana de contrato emprendedores, exenciones o bonificaciones a empresa, y que deberían salir de los impuestos) ha desplumado la caja de la Seguridad Social.

    España necesita de aquí a 2040 incrementar el gasto en materia de SS en 4 puntos del PIB sólo para mantener la (mala) calidad actual de las pensiones. Al respecto el sindicato ha puesto encima de la mesa mecanismos de financiación con un calendario muy extenso que permitirían aumentar en 70.000 millones los ingresos a la Seguridad Social.

    Entre las propuestas de CCOO estaría una reforma fiscal que repartiese adecuadamente el peso del esfuerzo, el destope progresivo de las bases máximas de cotización, o la recuperación paulatina de dos puntos de los cuatro “perdonados” a las cotizaciones empresariales en la década de los 80. “Nuestro sistema de pensiones es un ejercicio de solidaridad, entre activos y pasivos, entre generaciones, entre territorios… es el momento de la solidaridad entre quienes más ingresan y quienes menos” ha afirmado.

    Toxo ha advertido de que “para garantizar la calidad y la justicia del sistema no será suficiente con asegurar la sostenibilidad”, como muestra la pérdida de poder adquisitivo que ya experimentan los pensionistas españoles. En 2013 la tasa de reemplazo que permite calcular el salto entre el último salario percibido y lo que será la pensión era del 79%, en 2060 será del 48%.

    La Reforma de las pensiones perpetrada en 2013 fue un torpedo a la calidad basado en la fórmula de revalorización y el factor de sostenibilidad, que entra en vigor en 2019. "Es el momento de exigir en todas partes y con todas las fuerzas la derogación de la reforma del 2013" ha aseverado. Toxo ha concluído afirmando que si bien CCOO ha conseguido visibilizar que el sistema necesita aumentar sus ingresos, ahora toca hacerlo efectivo y, dada la parálisis de la negociación, es el momento de la movilización, por un trabajo decente y unas pensiones dignas.

    El secretario general de CCOO PV, Arturo León, ha cerrado el turno de intervenciones afirmando que la sociedad debe dar respuestas a las necesidades características de la edad madura, eliminando elementos discriminatorios y corrigiendo la merma de poder adquisitivo padecida por la no revalorización adecuada de las pensiones. “Es fundamental acabar con los recortes, revertir el deterioro de los servicios públicos, reclamar el desarrollo íntegro de la Ley de Dependencia y salir a la calle a defender unas pensiones que no linden con la pobreza”.

    Para el secretario general, las pensiones actuales son sostenibles si la reforma se hace bajo el marco del Pacto de Toledo, un acuerdo que ha sido garantía de eficacia, cohesión social y mejora de la contributividad. A su juicio, se debe abordar un reparto equitativo sin descartar el recurso a la fiscalidad. Diez años después de la promulgación de la Ley de dependencia, como parte esencial de los servicios sociales y pilar del Estado de Bienestar, “no cabe posponer su plena implantación, porque estamos hablando de un derecho subjetivo” ha recordado.

    Finalmente, León ha introducido la reclamación de una financiación autonómica justa, como elemento clave que condiciona de forma perversa las condiciones de prestación de servicios públicos fundamentales y ha invitado a ejercer el derecho legítimo a manifestarse para reclamarla el próximo 18 de noviembre.

     

     

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.